¿iOS o Android? Qué debes tener en cuenta

Siempre ha habido bandos pero en el terreno de los smartphones la cosa se pone siempre tensa cuando mencionamos la larga batalla por el trono de los dispositivos móviles. Sin duda que los máximos exponentes de sistemas operativos móviles son Android e iOS dejando de lado así Windows Phone que parece no acabar de despegar pese a propuestas interesantes como Continuum. Si ponemos frente a frente a estos dos gigantes es normal que acabemos optando por aquello que nos gusta más pero puede que nos estemos perdiendo funcionalidades que desconocemos cuando ejercemos un juicio de valor rápido y sin fundamentos. Decir por ejemplo que iOS es mejor porque los dispositivos que lo montan son más caros, o que Android es menos seguro porque puedes instalar aplicaciones desde fuera de la Google Play Store es ejercer ese tipo de resoluciones. Por eso os cuento qué ventajas ofrece un sistema sobre otro.

Empezemos con la manzana, iOS y sus bazas

La principal ventaja de iOS es que puede trabajar de forma muy correcta con un hardware bastante recortado como un procesador de ‘sólo’ doble núcleo y un par de gigas de memoria RAM. Muy difícil va a ser que veas cuelgues o lags en un dispositivo con iOS, al menos con una versión estable, como digo aunque el hardware no sea puntero el software hace que todo vaya como la seda. Por otro lado las animaciones están muy conseguidas y usando iOS parecerá que todo va como más suave, pero tiene truco puesto que algunas de estas animaciones se utilizan para cargar en segundo plano la acción que hemos seleccionado, bien jugado Apple.

Resultado de imagen de iOS 10

En cuanto al ecosistema de aplicaciones encontramos un mercado bastante extenso pero estricto en cuanto al contenido que se publica en su App Store, los controles de qué aplicaciones se publican y cuáles no son bastante exhaustivos. Por lo general la calidad es muy buena, quizás mejor en algunos casos que en Android  pero esto tiene un precio, por lo general también hay más aplicaciones de pago en iOS aunque tampoco son excesivamente caras. Llegamos a la integración y es que en iOS funcionalidades como AirDrop hacen que trabajar con el resto de productos de Apple sea muchísimo más rápido e intuitivo.

Por último en cuanto al soporte vemos como al tener un catálogo reducido de productos la mayoría de estos reciben versiones muy actuales de iOS, incluso varios años después de su lanzamiento, algo de lo que Android no puede presumir debido a la enorme fragmentación y a la gran cantidad de fabricantes. Para ello también utilizan betas que en muchos casos dan problemas de estabilidad y batería, aunque accedes a nuevas funcionalidades antes que nadie. Actualmente la versión más reciente es iOS 10.3 (en forma de beta).

Resultado de imagen de AirDrop

Android ha evolucionado mucho no, muchísimo

Aquellos tiempos en los que la diferencia entre estos dos grande era bastante notoria finalizó hace tiempo. Android lleva siendo un sistema bastante maduro desde versiones como KitKat, donde prima la personalización, los atajos, los gestos y una interfaz mucho más compleja que en iOS pero muy agradable de manejar. Quizás una de las mayores ventajas de Android sea esa, la de la personalización, el poder personalizar la barra de estado, la pantalla de inicio, widgets, modificar prácticamente toda la interfaz de usuario, algo que no podemos decir de su rival directo ni por asomo. Si bien es verdad que en Android al existir tanta cantidad de fabricantes y dispositivos el mantener todos los dispositivos actualizados es bastante más tedioso y depende en gran parte de las propias marcas.

Resultado de imagen de android 7.0 nougat

No obstante en la fragmentación reside uno de los puntos más fuertes de Android la capacidad de elegir, entre miles de dispositivos, aquel que más nos guste en base a nuestras necesidades. Si queremos iOS tendremos que limitarnos a los dispositivos de Apple mientras que si preferimos Android tenemos desde las ya conocidas Samsung o Huawei hasta las no tan populares OnePlus o Xiaomi. En cuanto al mercado de aplicaciones cabe destacar su enorme cantidad de aplicaciones, quizá no con los controles más estrictos pero con muchas aplicaciones originales y que pueden sacar todo el partido al ecosistema, algo que no vemos tan a menudo en iOS. Añadidos como aplicaciones semanales a 10 céntimos o el sistema de créditos Google Opinion Rewards hacen que sea muy fácil obtener aplicaciones de pago por muy poco dinero.

Resultado de imagen de Xiaomi Mi Mix

Actualmente Android Nougat 7.1.1 es la última versión que sigue los pasos de Material Design, una interfaz de usuario muy intuitiva, rápida y con unas animaciones muy logradas. La paleta de colores plana toma el protagonismo aquí, a diferencia del desenfoque y la sobriedad de iOS. Sin duda a título personal la interfaz en Android se hace más agradable de ver y sobretodo de manejar gracias a añadidos como la multiventana, los accesos rápidos personalizables o los gestos con sensores de huellas dactilares.

Conclusión

Realmente la elección viene dada por los gustos de cada uno, si estás dispuesto a gastarte cierta cantidad de dinero en ambos lados tienes opciones muy válidas, pero si vas con un presupuesto ajustado quizás sea Android lo que buscas. No obstante factores como la integración con otros aparatos puede ser crucial para ti. Si queréis que me moje quizá os diga que Android funciona mejor para mí, y digo funciona porque iOS es un sistema igual de válido pero como consumidor veo en Android un abanico de posibilidades más amplio que en la manzana.

¿Y tú? ¿Con cuál te quedarías?