¿Portátil o convertible?

El mercado está absolutamente abarrotado de portátiles y ahora más que nunca de convertibles o también llamados 2 en 1. Tenemos desde la marca CHUWI que fabrica terminales muy asequibles con especificaciones bastante aceptables hasta Microsoft con los convertibles Surface mediante un teclado que se añade a la tablet en sí. Si es verdad que el mercado de las tablets lleva estancado bastante tiempo debido, en parte, a que la productividad en estos equipos no es del todo comparable a la experiencia que podemos llegar a alcanzar en un portátil, es aquí donde estos convertibles entran en juego.

Sin renunciar a la comodidad

Cuando hablamos de convertibles tranquilos, no son armatostes mucho más pesados que una tablet, únicamente y dependiendo del dispositivo, tendremos que lidiar con un teclado independiente que hará que el dispositivo pese un poco más de lo normal. Aún así llevarse estos aparatos a cualquier lado es mucho más cómodo que un portátil, trabajar con ellos en una cafetería, en casa o el trabajo es realmente fácil y muy parecido a la experiencia que tendríamos con un portátil. La única pega es cuando queramos acomodar dispositivos como la Surface en lugares como nuestras piernas o sitios de superficie irregular, ahí nos veremos en problemas para mantener el dispositivo estable y en equilibrio. Con el portátil podemos utilizar cualquier superficie como espacio de trabajo debido a que el teclado viene integrado en el chasis pero claro, no es tan ligero.

Resultado de imagen de surface pro 4

Hardware totalmente actualizado

Los componentes de algunos de los convertibles top son verdaderas demostraciones de ingeniería, procesadores Intel Core sin limitaciones, discos duros SSD o más de 8 GB de memoria RAM es lo que podemos encontrar en estos equipos. Un hardware calcado al de muchos de los ultrabooks más conocidos como los Macbook o equipos ultrafinos como el Acer Swift. Realmente con estos equipos no estamos sacrificando rendimiento pero cuando queramos algo más de potencia tendremos que recurrir a un portátil puesto que tanto el espacio físico como la buena refrigeración del dispositivo son indispensables para ello.

Resultado de imagen de asus rog laptop

Obviamente no podemos pedirle peras al olmo, tarjetas gráficas dedicadas, teclados espaciosos y trackpads de precisión serán difíciles de encontrar en estos dispositivos. Si queremos un equipo delgado, ligero y cómodo, siempre hay que hacer sacrificios, al menos por ahora.

Precios razonables

Resultado de imagen de razer blade stealth

Una de las ventajas más claras de estos dispositivos es el precio, muchos de ellos no superan los 200€ en las gamas de entrada pero si queremos algo más profesional Surface de Microsoft se sitúa en los 799€ en su modelo con un Intel Core M3. Sin duda es un mercado amplio pero depende mucho de nuestras necesidades, aún así creo que merece la pena si buscamos un equipo portable con suficiente potencia para el día a día. Incluso el Macbook con el mismo hardware se sitúa en los 1.499€ por el hecho de ser un portátil estúpidamente fino y ligero. Como digo depende de para qué vayamos a utilizarlo, de si queremos editar vídeo y fotos cual profesional o, si por el contrario, vamos a utilizarlo para navegación web y ver series y películas en él.

¿Y tú? ¿Elegirías antes un portátil o un convertible?