Pomodoro, el método para convertirte en un maestro de la productividad

Y es que ya he hablado aquí de maneras de no caer en la procastinación, el aburrimiento o simplemente el hecho de no distraerse cuando estamos metidos en algo importante, candente o necesario para nuestro trabajo o estudios. En mi primer año de universidad he estado utilizando un método para trabajar bastante sencillo y útil, que me ha facilitado mucho el concentrarme a la hora de estudiar. Se denomina “Pomodoro technique” o “método Pomodoro” en español, y consiste en utilizar el tiempo como veas conveniente con el fin de sacarle el mayor partido posible. Por lo general se suele utilizar con 25 minutos de trabajo enfocado en aquello que queramos hacer y 5 minutos de descanso.

rawpixel-com-267083.jpg

Partiendo de esta premisa tan básica podemos conseguir no distraernos durante varias horas en caso de que tengamos largas sesiones de trabajo o de estudio como es mi caso. Con esto nos aseguramos que tenemos cubierto el tiempo de trabajo y el de ocio. Por un lado los 25 minutos de trabajo deben ser sin distracciones y teniendo en mente nuestro objetivo o meta, para ello lo más normal es utilizar una aplicación móvil o en nuestro ordenador. Por otro el tiempo de descanso nos permite hacer lo que queramos, es lo que yo recomiendo. Esos 5 minutos debemos alejarnos todo lo posible de lo que estemos haciendo para asegurarnos de volver a la segunda ronda con fuerza y ganas. De nada vale que en el descanso tengamos en mente aún lo que estábamos haciendo en el tiempo de trabajo.

Las claves del método Pomodoro

Es bastante normal pensar que este método es bastante sencillo y que cualquiera puede hacerle pero es realmente difícil conseguir unas cuantas sesiones seguidas sin caer en el aburrimiento o dejando a medias la sesión. Por eso lo que te recomiendo en primer lugar es que en tu área de trabajo sólo seáis tu objetivo y tú, elimina todo aquello que pueda llegar a distraerte, aquello que de verdad piensas y sabes que pasado cierto tiempo vas a terminar haciendo o utilizando como pasatiempo. Para ello te propongo utilizar una mesa lo más despejada posible, con sólo lo necesario para estudiar y trabajar. En el caso de los estudiantes en ella debemos tener sólo lo imprescindible para estudiar, pasar apuntes a limpio o repasar, es decir, cuadernos, bolígrafos, apuntes y poco más. Nada de útiles que sabes que no vas a utilizar. En el caso del trabajo lo más seguro es que tengas un ordenador desde el que realizas todas las gestiones y aquí podemos encontrar dos tipos de situaciones: por un lado que tu ordenador sea completamente abierto y puedas acceder a todas las webs que quieras. Si es así te recomiendo páginas como Cold Turkey, Freedom o extensiones como Nanny o Block Site. Todas ellas nos permiten hacer algo común, denegarnos el acceso a ciertos lugares de la red, así por ejemplo podemos añadir paginas como Twitter o Facebook. Aunque lo ideal es que utilices el ordenador para tu trabajo muchas veces nos vemos tentados por alguna web de ocio, es completamente normal. Por otro lado encontramos que en la empresa para la que trabajamos, los equipos ya restringen el acceso a páginas de ocio o de juegos, por lo que es algo que sin duda ya nos quita trabajo y nos permite concentrarnos mejor.

jonathan-simcoe-227321.jpg

Ahora vamos a hablar del método como tal. Pomodoro se creó con el fin de ayudarnos a ser más productivos durante cierto periodo de tiempo, y con esto último es con lo que debemos de jugar a nuestro favor. Podemos modificar a nuestro antojo en tiempo de trabajo y el tiempo de ocio. Por ejemplo podemos empezar con el patrón establecido, 25 minutos de trabajo y 5 minutos de ocio, y mantenerlo durante un número de sesiones determinado, por ejemplo 100 sesiones. Aunque claro esto no es tan sencillo, para que puedas progresar debes hacer estas 100 sesiones seguidas para mantener el hábito, es decir, que en ninguna de las sesiones abandones a la mitad. Una vez que hayamos conseguido las 100 sesiones -no tienen que ser 100, es sólo un ejemplo- podemos subir un escalón, como por ejemplo hacer 30 minutos de trabajo y 7 de descanso. Así, poco a poco, dominaremos el tiempo que estamos trabajando y nos permitirá llevar a cabo grandes sesiones de trabajo. Como lo normal es que tengas el móvil al lado lo mejor que puede hacer es utilizarlo en tu propio beneficio, descarga aplicaciones como Forest o Goodtime (esta segunda es mi favorita), las cuales nos permiten utilizar el método Pomodoro muy fácilmente. Por lo que ves no soy partidario de quitar de manera drástica el móvil en estos casos; supongo que eres lo suficientemente maduro o madura para saber cuando utilizarlo, y estas aplicaciones pueden ayudarte también a utilizar menos tu dispositivo.

alvaro-bernal-21561

Otro consejo que te doy es no venirte muy arriba, lo normal es pensar que puedes con todo y marcas en el cronómetro dos horas de trabajo y diez minutos de descanso, lo cual es una locura. Sigue mi consejo y ve poco a poco, 25 minutos puede parecer poco, pero 25 minutos trabajando es mucho tiempo si lo aprovechas bien. Como digo en estas aplicaciones puedes regular a tu antojo los tiempos de trabajo y descanso. Forest por su parte nos permite ir haciendo crecer un jardín que se irá poblando con árboles los cuales (lo has adivinado) irán creciendo según vas cumpliendo las sesiones. Pese a que la aplicación está muy bien diseñada prefiero Goodtime, es muy simple y cada vez que comienza o acaba una sesión desactiva el WiFi automáticamente para evitar distracciones en el tiempo deseado. Me parece más madura en el sentido en que sabe perfectamente que si sales de la app y activas por tu cuenta la conexión no te dirá nada, pero tú sabrás perfectamente que lo estás haciendo mal.

“Empieza poco a poco, no tengas prisa en avanzar, si eres constante podrás ir progresando en las sesiones y aprovecharás mejor el tiempo que pasas delante del escritorio

Por último debo decirte que, si has llegado hasta el final de artículo es que realmente estás decidido a dejar de distraerte, por ello te pido que, al menos, lo intentes. Todo empieza con una oportunidad y un intento, así sabrás si esto es para ti y puedes continuar con el método o si por el contrario crees que, pese a que lo has intentado, no te sientes cómodo manejando tu tiempo de manera tan drástica. Pero todo radica en esto, intentarlo. Puedes ver todos los métodos posibles por internet, pero si ni siquiera intentas uno de ellos, no sabrás si te desenvuelves bien en este tipo de situaciones, en las que tienes que ceñirte al plan. Además puedes utilizar este método para otras cosas como leer libros, escribir artículos o llevar a cabo tareas en casa, tiene usos infinitos. También si trabajas en grupo puedes utilizarlo para crear tiempos para que todo el equipo esté enfocado en una sola tarea. Puede ser una herramienta ideal si estás empezando un negocio que necesita mucho esfuerzo y si tienes varias personas a tu cargo.

¿Y tú? ¿Qué métodos utilizas para no distraerte? ¡Comenta lo que quieras aquí abajo!