¿Mi móvil se va a actualizar? Todo lo que debes saber sobre la política de actualizaciones

Mucha gente adquiere un dispositivo Android o iOS sin saber muy bien qué están comprando o no tienen claro cómo va a envejecer en el tiempo. En esto último tienen mucho que ver las actualizaciones de software, por ejemplo en Android las actualizaciones son mucho más difíciles de hacer llegar que en iOS y también existen diferencias en cuanto al soporte de los fabricantes. Hoy toca hablar brevemente de las razones por las cuales uno y otro tienen distintas políticas de actualizaciones.

lifesimply-rocks-99706.jpg

Todo esto vamos a verlo en profundidad para que puedas saber qué esperar cuando compras un dispositivo u otro en el mercado de los dispositivos móviles. Aquí en concreto voy a centrarme en smartphones y sus respectivos sistemas operativos, Android e iOS (aunque existan otros sistemas que son bastante minoritarios).

Android y la fragmentación

Comencemos por el más complicado de los dos, Android. Pese a muchas de sus bondades (personalización, catálogo de dispositivos, aplicaciones), he de decir que tiene una de las peores políticas de actualizaciones en general. En este caso depende de cada fabricante y está en manos de cada uno actualizar sus dispositivos las veces que crea conveniente hasta cierto punto. También es por esto que los dispositivos Android se devalúan muchísimo según salen a la venta, porque no tienen aseguradas sus actualizaciones como lo haría Apple por ejemplo.

Captura de pantalla 2017-08-21 a las 22.20.46

Si ponemos a Samsung como ejemplo, este tiene una política de actualizaciones de unos dos años por lo general en sus dispositivos de gama alta. Esto hablando claro supone dos actualizaciones mayores (Nougat y Oreo por ejemplo) y actualizaciones menores que suelen incluir parches de seguridad mensuales. Después en la gama baja podemos encontrar un soporte de 1 año por lo general. La mayoría de fabricantes tienden a esta mantener cierta promesa de un par de años de actualizaciones pero luego dejan de ofrecer soporte y ahí te quedas con tu versión de Android.

Resultado de imagen de fragmentación android
Fragmentación de dispositivos por fabricantes (Android)

En Android encontramos dos puntos clave que podemos considerar polos opuestos. La fragmentación se basa en que existen tantos fabricantes que Google no puede asegurar que todos ofrezcan la última versión según está disponible, sólo puede hacerlo con sus dispositivos Pixel y Nexus. Por otro lado una de las ventajas es la comunidad que existe en torno al software en Android, es increíblemente grande. Para ejemplificar mejor esto os diré que el Xiaomi Mi 4, un terminal que salió en 2014, va a tener Android Oreo de manera extraoficial, gracias a la comunidad y a los desarrolladores. Si tu dispositivo a dejado de actualizar por parte de tu fabricante lo más seguro es que exista alguna ROM de versiones más recientes en foros dedicados como XDA o HTCMania.

Apple y su control total

Si bien es verdad que los dispositivos de la manzana son mucho más caros que los que llevan Android no podemos discutir que su política de actualizaciones es una maravilla. Actualmente iOS 11 es la última versión del sistema operativo de Apple y va a recibirlo todos los dispositivos móviles hasta el iPhone 5S, algo realmente increíble teniendo en cuenta que salió en 2013. Lo mismo ocurre con el resto de sus dispositivos, lo más probable es que reciban actualizaciones durante muchos años más. La capacidad que tiene Apple de controlar el hardware y el software a la vez hace que puedan actualizar sus dispositivos en el momento que sale una actualización.

Captura de pantalla 2017-08-29 a las 14.26.04.png

Claro que esto trae dos desventajas principales: por un lado las nuevas versiones no llegan siempre con todo el set de características a todos los dispositivos, algunos (los más antiguos) pierden funcionalidades que llegan con esa versión o incluso pueden ralentizarse el funcionamiento del dispositivo en algunos casos muy puntuales. Y por otro tenemos el precio; Apple nos está cobrando por esos años de soporte y eso se refleja en el precio de los dispositivos. También hay que decir a su favor que podemos vender sus dispositivos perdiendo muy poco dinero, por eso siempre verás que los iPhone tardan muchísimo más en bajar de precio.

Entonces, ¿cuál me compro?

En este caso ya es más una cuestión de gustos: en Android tienes más catálogo mientras que con Apple tendrás un soporte de actualizaciones generalmente mejor (exceptuando los Pixel y Nexus de Google). Ya sólo queda que decidas cuál de los dos sistemas es el ideal para tus necesidades, aquí hice una comparativa de lo que ofrecen ambas plataformas.