El próximo gran paso en smartphones, pantallas de 120 Hz

Últimamente he sido muy excéptico con la innovación en los dispositivos móviles, llega un punto en que el salto de generación no supone grandes cambios en cuanto a hardware o software incluso. Pero hay un detalle que no podemos dejar pasar dentro del mundo de los smartphones, las pantallas. De hecho ha sido uno de los puntos que más ha evolucionado con el tiempo, desde una mejora en el contraste y la resolución hasta incrementos de la luminosidad nunca vistos en un panel de tamaño reducido, hecho por y para móviles. Hemos pasado de móviles con resolución HD (1280×720) a verdaderos monstruos con resolución 4K (3840×2160). Esto, a parte del drástico aumento en la densidad de pixeles, nos deja paneles que consumen muchísimos recursos y batería.

Resultado de imagen de tabla de resoluciones de video

Aunque como digo existen muchos parámetros a la hora de definir un panel: contraste, saturación, blancos, luminosidad, tasa de refresco… En esto último es en lo que quiero centrarme hoy, en la tasa de refresco medida en hercios (Hz) y representa un ciclo por cada segundo que pasa. Sin entrar mucho en tecnicismos voy a hablaros de lo que podemos hacer con una alta tasa de refresco en móviles y cómo puede convertirse en una tecnología que despunte sobre el resto de campos de la innovación

La tasa de refresco mejora la fluidez

Una alta tasa de refresco permite alcanzar mayores cotas de frames por segundo (o fps), lo que otorga una mayor fluidez a la hora de consumir contenido. Por ejemplo el estándar de visualización de películas está en 24fps porque, pese a no llegar a ese límite de 30fps esta “lentitud” a la hora de mostrar cada fotograna le da un toque mucho más cinematográfico. Pues bien si comparamos los 30fps con los 60fps vemos un cambio brutal en cuanto a fluidez, notaremos una mayor capacidad para distinguir todo lo que pasa en una escena.

Captura de pantalla 2017-10-21 a las 12.37.31.png
Los paneles de alta tasa de refresco son más propios de monitores gaming

Esto se nota mucho en elementos dinámicos, como vehículos, movimientos corporales, partículas, etcétera… Probablemente si os gustan los videojuegos habréis escuchado aquello de “este juego corre a 60fps”, pues bien aquí es tremendamente importante contar con una alta tasa de refresco y de fps. La experiencia es totalmente distinta, estamos hablando de doblar el número de fotogramas que se muestran por segundo en la pantalla. Aquí te dejo un ejemplo para que veas de lo que hablo, un trozo de gameplay de Battlefield 1 con posibilidad de reproducirlo a 60fps, marca la opción y disfruta de la fluidez.

Pero hablemos de móviles

Si escribo este artículo es porque es precisamente esto lo que quiero ver en un smartphone, un panel con tasa de refresco de 120 Hz. Aunque quizás llego un pelín tarde, el nuevo Sharp Aquos R Compact ya incorpora un panel con esta tasa de refresco. Pero voy a poneros un ejemplo más familiar, los nuevos iPad Pro incorporan esta tasa de refresco la cual sólo se utiliza cuando interactúas con el sistema y la fluidez es una pasada. A diferencia de los paneles de 60 Hz, pasar al doble se nota muchísimo y en el caso del iPad Pro las animaciones, transiciones, apertura de apps… Es todo mucho más instantáneo y fluido. Si esto lo combinamos con la estabilidad de un sistema como iOS tenemos una experiencia instantánea en cuanto a contacto y respuesta.

iPad Pro pantalla 120Hz

Aunque por contra necesitaremos un procesador medianamente potente para poder mover el panel con soltura y sin quedarnos cortos a la hora de mover semejante cantidad de fps. Por no hablar del consumo, que es mucho mayor cuando utilizamos una tasa de refresco mucho más alta que los 60 Hz tradicionales. Pero por pedir que no quede, los móviles cada vez son más potentes, más eficientes y con mejores prestaciones. Si tuviera que elegir una característica para mi nuevo móvil sería sin duda una tasa de refresco mucho mayor.

Captura de pantalla 2017-09-12 a las 20.33.22.png

Podríamos haber esperado una pantalla de 120 Hz en el iPhone X, dado el precio y sobretodo la potencia del chip A11 Bionic. Por lo demás hemos visto que Apple ya cuenta con la tecnología suficiente para incluir paneles de mayor tasa de refresco. No me malinterpretes, los 60fps son suficientes pero los móviles no hacen más que subir de precio y no estaría de más que este tipo de paneles estuvieran presentes de 2018 en adelante. Es de esas cosas en las que se suele decir que no notas la diferencia pero si tienes la suerte de ver un panel de ese tipo… No querrás volver atrás.