Android One es el sustituto perfecto de los Nexus de Google

Hace altivamente poco se anunció el Xiaomi Mi A1, del cual ya hablamos en Bornem. Hoy toca comentar todas las posibilidades de Android One, un proyecto que tiene mucho sentido y encontramos en teléfonos como este. Sin duda es una de las mayores bazas de Google y debería aprovecharlo al máximo.

Captura de pantalla 2017-08-22 a las 16.41.41

 Hace un tiempo este dispositivo que tenéis aquí arriba era la joya de la corona, uno de los dispositivos que revolucionó el mercado de la telefonía móvil. El Nexus 5 contaba con todo lo que se necesitaba un para ser un smartphone de la gama alta y, además, tenía el soporte directo de Google que garantizaba una política de actualizaciones muy buena. Para que os hagáis una idea el dispositivo salió al mercado con Android 4.4 KitKat pero actualizó hasta Android 6.0.1 Marshmallow. Un soporte envidiable e incluso uno de los dispositivos con mayor número de ROMs cocinadas para este particular niño mimado de Google.

Captura de pantalla 2017-10-05 a las 16.35.32

Pero el Nexus 5 murió, en lo que a software se refiere, y renovaciones como el Nexus 5X o 6P no fueron todo lo buenas que se podía esperar, al menos no tanto como lo fue este icónico dispositivo. Aunque hoy en día tenemos un sucesor con bastante futuro, Android One. Este proyecto que promete llevar Android como lo entiende Google a muchos dispositivos.

Android One es lo más parecido a Nexus

Con Android One tenemos 2 años de actualizaciones de la mano Google aunque esto no quiere decir que sean directas, es decir, que tendrán que pasar por la mano de los fabricantes de los dispositivos. Quizás esta sea la diferencia más palpable entre lo que son ahora los Google Pixel y Android One.

Captura de pantalla 2017-10-08 a las 17.06.05

Pero es un proyecto que podría acabar con ese gran problema que supone la fragmentación de versiones de Android, ahora todos los dispositivos tendrían (a priori) la misma versión y actualizarían relativamente rápido según su edad y capacidad de hardware. Sería un paso en serio para Google en su cruzada por alcanzar la uniformidad de la que Apple presume con iOS.

Pero hay dos barreras demasiado grandes

En primer lugar Android One es demasiado arriesgado para aquellos fabricantes que, a pesar de adoptar Android como sistema operativo, quieren utilizar sus propias capas de personalización. Por dos motivos principales: por la diferenciación que supone tener características únicas o simplemente porque su modelo de negocio depende, en gran parte, de las modificaciones que hacen en el software. Ejemplos como Samsung o Xiaomi son algunos de los más claros.

Y por otro lado es demasiado difícil que llegue a las gamas altas de los fabricantes, dado que es un proyecto que, en principio, iba destinado a mercados emergentes. Aunque como hemos visto el Mi A1 ha llegado a España. Sería un verdadero triunfo ver dispositivos como el Galaxy S8 con Android One, pero a la vez bastante imposible.

adrien-296945

Pero si que es verdad que Google podría solventar la fragmentación de un plumazo y no lo hace, seguramente debido a que tiene que vender sus propios dispositivos y sería demasiado difícil de asumir por parte de los fabricantes. Aunque todo pasa por empezar a lanzar modelos con Android One como el Moto X4 y que las compañías den su brazo a torcer. Sería el comienzo de una nueva etapa para Google y el fin de muchos de los problemas con las actualizaciones que lleva arrastrando tanto tiempo, y que tantas veces se utilizan como arma contra la gran G.