Android P, mi lista de deseos

Se acerca el día en que Google presente su nueva versión de Android, y la competencia (iOS) está que arde. El sistema operativo de Apple avanza muy rápido y Android tiene que ponerse las pilas en ciertos aspectos para poder conseguir ciertas cosas que iOS ya tiene. Pero toca hablar de Android P, la que se presupone que será la próxima versión de Android y que no tardará mucho en ser presentada. Me hubiera gustado que en el tiempo que Android Oreo ha estado presente hubiera tenido una cuota de mercado mucho mayor, ahora mismo está en torno al 1.1%, lo cual es horrible. Hoy hacemos un repaso a las características que me gustaría ver en la nueva versión.

Las actualizaciones para todos

Entiendo que este es un problema muy grave pero por pedir que no quede. Me encantaría ver cómo todos los dispositivos con Android reciben la última versión el día que sale pero, eso es bastante improbable. De hecho esto lo utiliza Google como baza para vender sus Pixel, y no está mal, pero la fragmentación es tan grande que los fabricantes tardan muchísimo en actualizar sus terminales. Además las versiones iniciales suelen incorporar bugs y necesitan ciertos parches más tarde.

google-project-treble-100722784-large.jpg

El soporte de actualizaciones ha mejorado con el tiempo y ciertos fabricantes suelen ofrecer uno bastante digno, pero no suficiente. El problema lo tiene Google, que no sabe/puede poner límites a su sistema operativo y no es para nada exigente con las marcas de móviles. La unificación de todas las marcas con Android puro es cosa de fantasía pero un soporte mejor y más rápido no estaría nada mal. De hecho Project Treble tiene mucho sentido para asegurar la continuidad de Android.

La calidad de las aplicaciones

Una de las cosas que envidio profundamente de iOS es su catálogo de aplicaciones, no por que sea más grande o tenga mejores exclusivos, sino porque la calidad de estas es muy superior a las de Android. Los efectos de una política más dura con los desarrolladores se nota aunque para bien, las aplicaciones tienen mejor soporte, comportamiento y funcionalidades. Por poner un ejemplo compara las aplicaciones de Instagram y Snapchat en Android con las versiones de iOS, no hay color. Esto lo explica muy bien Vlad Savov en este artículo.

freestocks-org-484224-unsplash.jpg

Aquí si me gustaría que Google pusiera límites a lo que puede existir en Google Play Store, y me gustaría y control mucho más exhaustivo de las apps. Esto haría que los desarrolladores empeñaran más tiempo en optimizar las aplicaciones aunque esto es complicado porque tienen que hacerlo para un mercado lleno de distintos tipos de terminales.

Material design, ¿si o no?

El lenguaje de diseño de Android lleva dando palos de ciego bastante tiempo, tiene un lío muy grande con cómo deberían desarrollarse las apps que ni ellos siguen su propio modelo al pie de la letra. Esta uniformidad de la que hablaba antes en las actualizaciones se puede aplicar directamente a las aplicaciones, un poco de coherencia para que todo sea más estético y de una apariencia más madura, que Android necesita un lavado de cara hacia el minimalismo urgente.

stephen-frank-492659

Y no va por un mal camino pero creo que ese empujón que necesita Google para llevar a Android a lo más alto pasa por remodelar la estética del sistema operativo, es inevitable. Como digo la uniformidad es clave, algo que podíamos criticar a Apple ahora me parece necesario para tener un buen sistema operativo.

Mejor gestión de la batería

Este es un punto en el que Android ha mejorado muchísimo durante los años, pero si que es verdad que ciertos recursos que acaban quedándose en segundo plano, suelen ser los que acaban drenando la batería de tu móvil. Aún siento que falta trabajo por hacer con el tema de batería porque muchas veces la duración no es la misma, y depende mucho de las aplicaciones que utilices. No tienen que ser juegos pesados, aplicaciones como Facebook son una verdadera pesadilla, consumen recursos y batería como si no hubiera un mañana.

rawpixel-com-378011-unsplash.jpg

En cuanto al consumo en reposo creo que ya está bastante  depurado y no creo que necesite una mejora en este aspecto. También estaría bien una opción dentro del propio sistema operativo que permitiera calibrar la batería sin tener que recurrir a trucos externos o aplicaciones de terceros.

Pero Android tiene muchas cosas buenas como el sistema de notificaciones, que espero que sigan manteniendo, o la información sobre el uso de la batería y sus gráficas. Creo que Android va por el buen camino pero estos son los puntos que creo que deberían solucionar.