Samsung arregla el Galaxy Fold con cambios importantes en el hardware

La gigante coreana de la tecnología ha aprovechado la feria del IFA de Berlín para introducir una nueva generación del Galaxy Fold, aunque sin modificar la nomenclatura. El dispositivo seguirá llamándose igual aunque ahora arregla los numerosos problemas que arrastraba desde su salida, en un sendero muy parecido al por entonces llamado Galaxy Edge. Como ya os contábamos en Instagram, de salida algunos usuarios estaban experimentando fallos de hardware y serios daños en la pantalla.

Esta vez parece que lo más flagrante se soluciona con varios cambios en la composición y materiales del móvil. Ahora la parte que une las dos mitades es mucho más sólida, se siente más segura y han conseguido un menor espacio entre la bisagra y los paneles para evitar que entre más suciedad o polvo del que debiera. También el espacio que queda entre las dos pantallas al estar cerrado es algo menor que en la pasada generación.

Por otro lado han incorporado dos pequeñas piezas de plástico que ayudan a proteger la bisagra en los extremos de forma que no queda tan expuesta la zona interior del móvil, una zona que sufría muchos problemas anteriormente. Después en cuanto al software los cambios son mínimos:

  • La barra de navegación puede personalizarse para aparecer donde necesitemos: derecha, izquierda o en el centro.
  • Mejora en la compatibilidad de aplicaciones.

En cuanto a especificaciones son prácticamente las mismas que el primer modelo que salió, por lo que sólo se espera que los problemas se reduzcan y mejore la percepción de este tipo de móviles. Como digo este parece un dispositivo que sigue el mismo camino que el Galaxy Edge, una abrupta y rompedora salida así como un cambio bastante radical en la forma de ver los smartphone. La nueva versión del Galaxy Fold se pondrá a la venta en septiembre, y tienes toda la información en su página web oficial.