Steve Jobs: Tres Valiosas Lecciones sobre su Biografía

Este artículo esta LIBRE DE SPOILERS sobre el libro Steve Jobs de Isaac Walterson.

Isaac Walterson ha escrito las biografías de personajes tan importantes como Benjamin Franklin o Albert Einstein. Hoy toca repasar algunos de los puntos más importantes que nos deja su libro sobre la vida de Steve Jobs, uno de los fundadores de Apple. Su figura trasciende la marca de dispositivos móviles y llega a convertirse en un referente de talla mundial.

Entre las más de 100 entrevistas a miembros de la familia y las aproximadamente 40 con el propio Jobs, en este libro podemos deducir 3 lecciones de gran valor que puedes aplicar de una forma práctica en tu vida. Por supuesto que convertirse en Steve Jobs es imposible pero puedes aprender de los aciertos y errores que cometió durante su vida gracias a esta increíble biografía.

Puedes leer más sobre el libro Steve Jobs de Isaac Walterson aquí. Además puedes comprarlo en Amazon haciendo click aquí.

La persistencia como pilar fundamental

Seguramente habrás escuchado la expresión “yo siempre consigo lo que quiero”. Digamos que Steve era esa expresión hecha persona. Sin entrar en mucho detalle, según vas leyendo el libro te vas dando cuenta que es de ese tipo de personas que genera ideas y aquellas que considera impecables las lleva a la acción. Cueste lo que cueste.

Este es un pilar fundamental de su carácter y que hizo de Jobs alguien con la capacidad de convencer prácticamente a todo el mundo. No le hacía falta convencer a sus clientes potenciales, simplemente mejoraba su producto más allá de los límites imaginados. Cuando alguien te dice que no puedes hacer algo es fácil no darle importancia, pero cuando son decenas de personas quienes te lo dicen, la cosa cambia. Pero para Steve eso no era signo de nada, simplemente suponía más barreras que acabaría por saltar en un momento u otro.

“En su presencia, la realidad es algo maleable. Puede convencer a cualquiera prácticamente de cualquier cosa. El efecto se desvanece cuando no está, pero es peligroso quedar atrapado en su campo de distorsión.”

Isaac Walterson en Steve Jobs

El campo de distorsión de la realidad es un concepto al que Walterson acude con frecuencia a lo largo de la biografía de Jobs. Casi todas las personas que entrevista están de acuerdo en que ese aura de persuasión y de realidad alterna que emanaba Jobs era algo inherente a su personalidad. Esto llevaba a la gente que se relacionaba con él a cuestionar su propia cordura. También esas mismas personas acababan por pensar que Jobs modificaba esa realidad sólo para hacer posible lo imposible.

Con esta terquedad en sus creencias el libro deja muy claro el doble filo de una actitud tan tajante. Cuando te aferras así a lo que deseas pueden ocurrir dos cosas. La primera es que algo funcione y sea todo un éxito. La segunda es que también funcione y sea un completo desastre. Steve Jobs sin embargo, calibraba muy bien este comportamiento aunque, como suele ocurrir, había veces que la vida y las circunstancias se ponían de por medio.

Probar y experimentar es un estilo de vida

Jobs siempre se caracterizó por una vida muy diversa. Desde dietas increíblemente estrictas hasta su paso por el Hare Krishna. Estos hechos por sí mismos no indican que Steve fuera un genio, simplemente le gustaba experimentar y encontrar nuevas perspectivas. Por supuesto que no todas las prácticas de Jobs fueron de ayuda, y muy probablemente algunas de ellas le alejaron de sus objetivos.

No obstante todas estas experiencias y conocimiento suman con el paso de los años. Todo eso ayudó a hacer de Jobs una persona con un amplio conocimiento en diversas áreas y le hizo entender las posibilidades que se daban en su entorno. De todo esto sacamos una conclusión muy importante y aplicable desde un punto de vista práctico.

Durante su vida Jobs experimentó con el veganismo, mucho antes de que se pusiera de moda.

Experimentar y probar diversos caminos puede ayudarnos a encontrar aquello que realmente nos gusta, esa pasión que con los años aún no hemos encontrado. Aquí también es importante destacar la zona de confort. Si nos aferramos mucho a ella quizá nuestro coste de oportunidad se dispare si estamos dispuestos a conformarnos con lo primero que hemos empezado.

El diseño es lo primero

Si bien esta afirmación no era la norma canónica en los trabajos de Jobs, su pasión por integrar un diseño moderno, atemporal y duradero fue una seña de identidad durante su vida en Apple. Este ayudaba a que el cliente percibiera un producto como diferente, exclusivo y acorde a su estilo de vida. De esta forma Jobs intentaba que dispositivos como el iMac se integrara de forma perfecta en la vida de sus clientes.

Apple, pese a crear unos productos notoriamente más caros que los de otras compañías, sabía hacer del diseño una de sus señas de identidad. Incluso hoy en día son muchos los que se lanzan directos a por uno de sus dispositivos gracias a este aspecto tan crucial. Ni que decir tiene que para una compañía el diseño es algo importante, pero para la empresa de la manzana era una forma de expresar que estaba haciendo algo diferente y con la mirada puesta en el futuro.


¡Espero que te haya gustado este artículo! Charlemos en la sección de comentarios o en Instagram, envíame un MD a @nacho.cee